Transkor planta árboles

21 Junio 2021

Transkor planta árboles

Estimados socios

Transkor-K lleva a cabo sus actividades comerciales de acuerdo con los principios ESG de desarrollo sostenible, es decir, una actitud responsable hacia el medio ambiente (Environmental), la sociedad (Social) y las normas de gobernanza (Governance).

Actitud ambiental responsable implica compensar la huella de carbono* de las operaciones de la empresa.

Los expertos del proyecto "Plant the Forest" calculan que es necesario plantar 60 árboles al año para compensar la huella de carbono de la oficina de Transkor-K en Moscú.

Al iniciar las actividades en esta sentida, en mayo nosotros pagamos la plantación de los primeros 20 árboles - véase el certificado de apoyo.

Le mantendremos informado de los resultados de estas actividades en nuestro sitio web.

Además, Transkor-K compensará la huella de carbono de la empresa cuando ejecute proyectos no sólo en Rusia, sino también en el extranjero.

El cálculo del importe de la compensación se hará para cada proyecto individualmente y se indicará al preparar la propuesta comercial.

Upon completion of the project, the Partner will be provided with materials confirming the planting of the number of trees required to compensate.

Una vez finalizado el proyecto, el socio recibirá materiales que confirmen la plantación del número de árboles requerido como compensación.

Estimados socios, el uso de la tecnología MTM es concuerdo plenamente con los principios ESG de hacer negocios y contribuye a la creación de una empresa "neutra en carbono", asumiendo la responsabilidad medioambiental.
¡Hagamos juntos un planeta más limpio!


Транскор сажает деревья

La huella de carbono: uno de los componentes de la huella ecológica. Denota las emisiones agregadas de gases de efecto invernadero producidas por una persona, una organización, el ciclo de vida de un producto, un proyecto, una ciudad o un estado. Medido en toneladas de CO2 equivalente Para entender la cantidad de compensación de la huella de carbono necesaria, se convierte en la superficie de bosque necesaria para consumir los gases de efecto invernadero que quedan después de que la mayoría de ellos hayan sido absorbidos por el océano.